Vaquero

HERZOG MIENTE (Ejercicios abstractos)

Esto no es una camiseta. Jamás fue una pipa. Quien diga lo contrario, miente. Tan sólo resultó ser un dibujo inicial, sustituido por vectores de luz, secos, rectos, inorgánicos, sin matices. En el instante en que el rotulador dejó de ser el protagonista y los píxeles se adueñaron de la escena, unos sonidos denterosos, violentos e impotentes atronaron. Días antes, las líneas cariocas creían controlar el proceso. Ahora su espíritu escuchaba las mentiras de Herzog. La verdad miente. La abstracción miente. Esta frase miente.

Cuando no podía dormir “el creador mental”, dibujaba con la mente. Eran dibujos de línea sencillos, figuras geométricas, de color gris. Después comenzó a añadir automatismos de mancha y, finalmente figuración: paisajes, escenas con personajes, objetos, etc. Tras varios años de creación mental logró una técnica cinematofotográfica. Puso nombre a cada película, luego a la serie de capítulos: “El ideólogo”. Llegó a la décima temporada. En sus últimos años, logró incorporar todo el material mental fílmico a su propia vida, de tal manera que no llegó a saber si murió realmente.