Dirección a Reading. Me preguntó cuántos años tenía y yo entendí de dónde era.

T-festa Open 7: Azucena Vieites
Jorge Núñez, 2015

A partir de unas imágenes hechas en 2008-2009 durante un proyecto dentro del programa de Montehermoso Arte e Investigación, en Vitoria-Gasteiz (Álava). Las siluetas no teniendo tanto que ver con el final de los contornos (ese espacio entre el fondo y figura) sino más con formas entrañables a contraluz, a la luz de las llamas de la hoguera. Y es que esas siluetas están entre nosotras y el foco de luz, aunque sin embargo dejan ver entre sí el gesto del pincel, de los pelos de las de los grupos de punk de Olympia. Son letras que son textos que son narración que son pintura en el zumo de la imposibilidad aquí y ahora, me lo dicen, me lo cuentan, llegan a mí teniendo en cuenta lo que las hace posible. Son destellos de pancarta, pero de su textura. Son haces de poesía, pero de su florecer. La camiseta que ha hecho Azucena Vieites. La caja sonaba desde el interior del contraluz; estaba ahí todo el tiempo. De nuevo las siluetas se nombraban entre sí y eran regordetas, nada de esas siluetas que solo aparecen en los límites entre una cosa y otra. Estaban bailando y vibraban como moco gracioso. Giré la cabeza y vi la llamada a la tercera dimensión. Los rastros hacen perspectivas que se entretejen con mi pecho, mi caja. Los ojos la recorrerán de manera occidental, línea a línea, para luego tener que dar lugar a la pintura. Así que se aparta la narrativa y se encuentra (se maneja) lo otro, que de nuevo nunca se fue. Scream Club se llama el grupo y seguramente harán muchos discos y conciertos. (1)

La camiseta es blanca y hay dos tipos: corte clásico T-shirt y corte con cuello amplio y menos largura. En ambos tipos de camiseta la estampación es la misma. Está situada en la parte frontal, ocupando casi la totalidad de esta parte. Es una imagen de un texto escrito con pincel en el que se leen algunas frases en inglés. El texto forma una especie de párrafo, un rectángulo vertical. La imagen es a una tinta, de color negro.

El párrafo se ha formado, como una caja de texto, en la que se encierra la idea de párrafo entre puntos-y-apartes. En su discurrir hay manchas, borrados, que devienen pintura y conectan con el cuerpo potencial del resto de la imagen: querer ser pintura-dibujo. Recuerdo algún dibujo del artista Raúl Domínguez, e incluso alguna incursión de este en el mundo de las camisetas. Raúl diseñó dos camisetas para una edición del festival de música rara Zarata Fest. La que hizo sobre camiseta blanca tenía unas letras y unas manchas como siluetas. Ahí se conjugaba esa idea que reverbera en mí al ver la camiseta diseñada por Azucena Vieites.

Leer de la camiseta. Y es collage pintado. Los archivos pendientes sin dar con el título sino con la energía del rasgo. El algoritmo de compresión del mp3 fue todo un hito histórico en cuanto al desplazamiento de archivos digitales de audio. Mike Judge hizo una serie de televisión en torno a eso titulada Silicon Valley. Las lagunas de las que salen cosas del pantano resplandecen en medio del espejismo textual y es allí donde la camiseta de Azucena encuentra su centro potenciador. Las faltas llaman a la pintura y la insatisfacción lectora muestra lo demás, las otras alegrías, las otras partes. La camiseta es balcón, no tanto metafóricamente sino como prenda que se lleva puesta. La imagen se exhibe desequilibrante, como en aquellas mezclas aparentemente fortuitas y sin importancia de Pull & Bear o H&M. Las fechas, con lugares, con eslóganes, con universidades. Pues nada de eso. Olvídate de mí. The poor image, aquí y ahora, queso con cristalizaciones de azúcar. Me interesa el tiempo de grabación que se convierte en el tiempo final de un plano de un vídeo, es decir, que la medida de ese plano se hizo durante su grabación. Es una decisión que pasa del comienzo al final, hay un traslado de mercancía temporal. Allí al principio el tiempo sensitivo era diferente al tiempo de ver la película ya. Esto se escurre de las explicaciones y yo lo estoy exponiendo de manera desastrosa. Las palabras no concuerdan con sus objetos. Van hacia un análisis científico que no quiero traer de manera formal y concisa. La cosa es que Azucena hizo un vídeo, tomó unas imágenes de árboles con una duración que luego resultó ser la misma que en el montaje final del vídeo. Estos tiempos se construían entre sí con los cortes de principio y final, además de dar pie a una capa flotante de música techno bailonga. Ella comenta la voluptuosidad, y pienso en las profundidades creadas entre el naranjo, su vaivén y los artefactos de comprensión digital del vídeo. En la camiseta está la perspectiva, y cuando la llevo puesta en mí se crea un lugar simbólico inter-dimensional. El mapa sobre el modelo, el cerebro y los bastoncillos del sistema ocular.

Los colores del texto siguen estando en forma de intensidad u opacidad. El topacio que se ensancha con el vibrar del diapasón hace de catalizador hacia la lectura de esa imagen. Precisamente se propone un entredicho, entre líneas, que son palabras en inglés pintadas a mano con un trazo que se va encontrando con su deber y su sentir. Es emocionante. No puedo dejar de ser existencialista cuando este texto siempre se encuentra en relación a la camiseta de Azucena Vieites. Y ella entre la camiseta y la imagen que va en ella. Alrededor también. Se propone un pliegue de linealidades temporales, una cuatricromía entre Azucena, camiseta, imagen y texto. Las orillas y las isletas ayudan a formar las ondas acuosas trayendo a presencia las vicisitudes del hacer, las viscosidades del pincel; la posición de la que pinta es un punto clave a la vez que se conjuga con llevar la camiseta, que nos envuelve y nos transforma en sombra blanca. Una forma solapada. Encontrarse con ella por la calle.

Mp3
Samplers
El tiempo de grabación que es el tiempo del plano en el video
Pintar con texto o escribir con pincel grande como buscando algo de la pintura
Dejar de lado la narrativa y encontrar lo otro
Olympia
Fanzines
Scream Club, un grupo de rock
Entrevista y el contexto de la entrevista (…golpeaban la puerta mientras transcurría la entrevista…)

—————————–

(1) A partir de unas imágenes hechas en 2008-2009 durante un proyecto dentro del regordetas, nada de esas siluetas que solo fondo y figura) sino más con formas programa Arte e Investigación en Montehermoso en Vitoria-Gasteiz (Álava). Las gracioso. Giré la cabeza y vi la llamada a la tercera dimensión. Los rastros harán muchos discos y conciertos. hacen perspectivas que se entretejen con recorrerán de manera occidental, línea a línea, para luego tener que dar lugar a la pintura. Así que se aparta la narrativa y se son textos sonaba su textura. Son mi pecho, mi caja. Los ojos la espacio entre el el interior del contraluz; estaba ahí todo el Estaban bailando y vibraban como moco narración que son final de los contornos (ese que son de los de nuevo nunca se fue. Scream Club se llama el grupo y seguramente pintura en el zumo tiempo. De nuevo las siluetas se hoguera. Y es que esas siluetas están entre nosotras y el foco haces de poesía, pero de su florecer. La camiseta que ha desde aparecen en los límites entre una cosa y otra. de encuentra (se maneja) lo otro, que grupos de punk de Olympia. Son letras que la imposibilidad aquí y ahora, me lo dicen nombraban entre sí y eran entrañables a contraluz, a la luz de las llamas de la, me lo cuentan, llegan a mí teniendo en cuenta lo que las hace posible. Son destellos de pancarta, pero de hecho Azucena Vieites. La caja de luz, aunque sin embargo dejan ver entre sí el gesto del pincel, de los pelos de las siluetas no teniendo tanto que ver con el

presentacionAzucena-laura

azucena-camiseta-bn

Azucena-itziar-bn

azucena-itziar-miren

azucena-publico-2

Una Respuesta a Dirección a Reading. Me preguntó cuántos años tenía y yo entendí de dónde era.

  1. jesusjeleton dijo:

    politta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*