T-festa CITA: Eriz Moreno

El sábado 11 de enero a partir de las 19.30h nos volveremos a encontrar en Puerta (C/ Zabalbide 17, Bilbao). En esta ocasión será con el artista Eriz Moreno y su diseño de camiseta junto con T-festa.

El ser joven en la sociedad actual

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº38 [ISSN: 1668-5229]

Ensayos Contemporáneos. Edición VI Escritos de estudiantes. Segundo Cuatrimestre 2010

Año VII, Vol. 38, Mayo 2011, Buenos Aires, Argentina | 136 páginas

Ruggeri, Daiana

Introducción

Los jóvenes de la sociedad actual son un segmento muy interesante a analizar ya que crecen y se desarrollan en un mundo donde las marcas y el consumo masivo predominan en sus vidas, haciéndolos pensar en la situación del hoy, dejando los momentos pasados y el futuro cercano de lado.

Esta generación de jóvenes de entre 15 a 28 años de edad con un nivel socioeconómico ABC1C2 es la que, principalmente, adopta la tendencia del presentismo, y a la vez son un sector dinámico que cambia a diario; es por ello que debe ser objeto de estudio constantemente para poder comprenderlo y llegar a vivir en una sociedad sinérgica.

El tema que abarcará este ensayo es el presentismo y el consumo masivo en relación a las marcas que interfieren en la vida de los jóvenes de hoy en día. Se eligió este análisis porque se puede observar que los jóvenes de hoy perduran en esta condición por más tiempo que los de antes. Esta etapa se prolonga cada vez más, dejando a un lado la nueva realidad que deberían afrontar. Por el contrario, el joven actual piensa únicamente en su deseo de consumo constante que se satisface temporalmente de forma acotada.

El mundo hoy: “Globalización”

La sociedad en la que vivimos actualmente está inmersa en un contexto de consumo masivo, en el que ya no existe la satisfacción de las necesidades básicas, sino el sólo deseo de consumir ermanentemente. Esto se da desde fines del siglo XX, en el que la globalización puso el pie sobre la tierra y comenzó a adquirir fuerzas con la convergencia de las nuevas tecnologías, la biotecnología, los nuevos materiales y la demanda social que cada día se vuelve más exigente.

Según el diccionario de la Real Academia Española, el término globalización es definido como la “tendencia de los mercados y de las empresas a extenderse, alcanzando una dimensión mundial que sobrepasa las fronteras nacionales” (2010). Por otro lado, Jorge Saborido afirma que no existe un concepto mundial que defina el término en cuestión, pero ante esta necesidad de comprensión le da el significado de “acciones a distancia según las cuáles los actores realizados por sujetos sociales en un ámbito local, llegan a tener consecuencias significativas para sujetos lejanos” (2003, pp. 15).

Además resalta que si entendemos la relación espacio-temporal, se podría llegar a la conclusión de que la distancia y el tiempo en las acciones y organizaciones son resultados de comunicaciones electrónicas que contraen al mundo, haciendo desaparecer las fronteras.

De esta forma, la globalización actúa como nexo vinculando al mundo, desde el intercambio de productos y servicios, las telecomunicaciones y el desarrollo de las multiculturas.

La gente adulta, ante este gran impacto tuvo que adaptarse a las nuevas tecnologías para poder seguir siendo parte de la sociedad y no quedar excluido. Los niños y jóvenes comenzaron a crecer inmersos en ese entorno de constantes cambios, donde la tecnología y las marcas formaron parte indiscutible de sus vidas, y lo continúan haciendo.

Presentismo En el texto Diferentes, desiguales y desconectados de Néstor García Canclini, se apunta al segmento de población de entre 15 a 28 años, es decir, los jóvenes actuales, y se los analiza en cuanto a si, económicamente hablando, son trabajadores o consumidores.

En base a la experiencia, se puede afirmar que hoy en día ser joven implica vivir el instante, sin pensar en el pasado ni en lo que vendrá. De esta forma, la vida se va construyendo bajo un sentido incierto. Esto se debe a que la formulación de los objetivos que antes se planteaban dentro de esta etapa (mantenerse por los propios medios, formar una familia, tener hijos, adquirir bienes muebles e inmuebles, etc.) hoy son metas vistas a muy largo plazo.

La razón de la situación que aquí se plantea y que forma parte del pensamiento actual, es el egoísmo por conseguir la autosatisfacción a través del consumo permanente de bienes materiales, entretenimientos y marcas.

La percepción del mañana (desde una visión empresarial) La pregunta es ¿mañana no será demasiado tarde para plantearse comenzar a ser un adulto, con todas las responsabilidades que ello implica? Las etapas que antes se vivían de una determinada forma, hoy en día se alargan y se dejan para después.

Para las empresas es beneficioso tener como consumidores un público al que sólo le interesa satisfacer sus deseos, los cuáles surgen permanentemente de forma inmediata y sin necesidad.
Además, con la tecnología esto crece porque da lugar 122 Creación y Producción en Diseño y Comunicación [Trabajos de estudiantes y egresados] Nº 38 (2011). pp 121-122 ISSN 1668-5229
Eje 5. Vínculos y prácticas sociales Daiana Ruggeri y otros | El ser joven en la sociedad actual a que lo que uno compra hoy, mañana ya es viejo o inservible.

Los productos se hacen a imagen y semejanza de los jóvenes, se hacen pensando en el presente, en el hoy. Es decir, que los productos se fabrican con el propósito de que duren una vida corta, para luego ser cambiado por otro con tecnología más desarrollada. A esto hay que sumarle, que a consecuencia de la gran demanda y exigencia del público, las empresas que compiten en un mismo mercado ya no pueden brindar un producto que se diferencie físicamente, sino que deben enfocarse en la idea de producir ante todo “marca” –con el nivel emocional y personal que ello conlleva– y no productos.

La búsqueda del verdadero significado de las marcas (…) apartó gradualmente a las agencias de los productos individuales y de sus atributos y las indujo a hacer examen psicológico y antropológico de lo que significan las marcas para la cultura y para la vida de la gente. Se consideró que esto tenía una importancia decisiva, puesto que las empresas pueden fabricar productos, pero lo que los consumidores compran son marcas (Klein, 2003, Pp. 35-36).

El objetivo de las marcas, es hacer que los consumidores sean fieles y permanezcan atados a las organizaciones. Para lograr este posicionamiento las compañías se muestran presentes en todos los ámbitos posibles y de la forma más innovadora para llamar la atención y captar a la mayor audiencia
existente.

Desde que surge la competencia, las empresas tienen que pensar en brindar un valor añadido a sus productos o servicios, que sean interesantes para el público e imposibles de imitar por los competidores. Pero esto, a la vez, debe ser comunicado a través de distintas acciones que concuerden con el consumidor y se den en el espacio donde éstos conviven a diario.
La creatividad juega el papel fundamental. En los principios, la publicidad era tradicional y se enfocaba únicamente en comunicar el producto. Hoy, la publicidad comunica los productos y las marcas, las cuales son representadas a través de sus logos. El logo, entonces, es el punto central en el que se basa la publicidad actual y aparece en todo espacio posible, ya que evoca familiaridad y popularidad. Con este mínimo elemento, se puede distinguir una empresa de otra, siendo el factor básico del consumo.

Los jóvenes compran productos que puedan ser identificados por el resto a través de sus logos, representantes de la marca, brindando así un estatus social determinado. Inmersos en esta sociedad donde las marcas y la tecnología constituyen los pilares predominantes de desarrollo y crecimiento, los jóvenes no tienen más remedio que vivir sólo el hoy, sin esperar el mañana, ni pensando en el ayer, consumiendo masivamente.

Conclusiones

Con este ensayo, se pudieron analizar los cambios que sufrió la sociedad de una generación verbal, basada en la palabra, el diálogo, la lectura y el alfabetismo, a una sociedad regida por lo visual, los íconos, imágenes y sobre todo, los logos.
Se pasó de pensar en organizar la vida en base a una estructura más sólida y de tiempos largos con grandes proyectos, objetivos claros y metas por cumplir, a vivir sólo el momento, buscando crear constantemente deseos y satisfacerlos al instante con las muchas posibilidades que el mercado ofrece.
Las personas que viven el hoy, disfrutando de la juventud, deberían comprender que como todo, son etapas que culminan y que dan lugar a otro momento en el que es necesario dejar de ser un consumidor, para ser trabajador y aportar a la sociedad desde otro lado, con responsabilidades, proyectos y una idea de bienestar futuro donde se pueda compartir con otros.

Bibliografía

http://www.forever21.com/Product/Category.aspx?br=f21&category=sweater&sort=1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*